Embutidos de Cardeña lleva cuatro generaciones vinculada a la morcilla de Burgos. A pesar de que los orígenes de su actividad se remontan a 1925, esta fábrica artesana ha realizado una apuesta firme por la innovación, aunque sin perder nunca de vista la tradición más artesana. Nuevas texturas y sabores, formatos de vanguardia y productos innovadores definen hoy a esta empresa burgalesa. Embutidos de Cardeña está identificada con materias primas de máxima calidad –cebolla horcal y arroz bomba, entre otras- y sus métodos de elaboración son rigurosos.


Roberto Da Silva


El motor de Embutidos de Cardeña es Roberto da Silva. A su perfil como empresario se unen sus dotes de comunicador, una cualidad que demuestra tanto en foros empresariales como en charlas en colegios y universidades. Su capacidad creativa es un estímulo para el sector cárnico de Castilla y León. Asegura que las posibilidades de muchos productos tradicionales son infinitas. Él lo ha demostrado con la morcilla. La ha convertido en crujiente, polvo, galleta y paté. La versatilidad de Roberto Da Silva, su conocimiento del mundo gastronómico y el hecho de ser sumiller le facilitan las cosas cuando, cada año, acude a Madrid Fusión con un nuevo reto. En los últimos lustros, Roberto ha participado en la Cumbre Internacional de la Gastronomía mostrando un gran repertorio de innovaciones que, a pesar de los años, no han perdido la frescura vanguardista, tal y como demuestra el éxito cosechado por productos como los "Nachos de Morcilla", el “Calamar de Morcilla”, el “Chocolate de Morcilla” o la “Morcilla con bacalao al pil pil”, entre muchos otros. Se ha enfrentado a desafíos casi imposibles, de participación multitudinaria, y es frecuente verle formando parte de grandes fiestas gastronómicas. Puso la guinda el día que, en el corazón de Burgos, lideró la elaboración de la morcilla más larga del mundo, con 175 metros de longitud, todo un Récord Guinness. Algo que demuestra la talla de Roberto Da Silva en el mundo gastronómico.



Da Silva basa su trabajo en la motivación, la ilusión y la creatividad, cualidades que traslada a su propia empresa, convertida en una ‘factoría de ideas’. La empresa tiene una importante presencia en las redes sociales (@Morcillabur en Twitter e Instagram y MorcilladeBurgos en Facebook).